5 de agosto de 2021

VISION LATINA

Medio digital de Integración Cultural en Europa

TikTok, vouyerismo y los zapatos rojos de Guillermo Lasso.

Por Marcel Merizalde

No. Esta vez, el análisis político, no abordará el tema de moda en la política ecuatoriana, los zapatos rojos del candidato presidencial Guillermo Lasso, que resultó ser una especie de hipnosis colectiva. Estrategia, que constituye una genialidad del consultor político Jaime Durán Barba. Tan efectiva, que concentró la atención de los ciudadanos en el punto rojo, mientras la clase política, intentaba tomarse por asalto el Banco Central y creaba las condiciones para la potencial fuga del presidente Lenin Moreno. Ahora, olvídese del punto rojo. Abra los ojos. No tema. Recuerde el feriado bancario de 1999, a las víctimas y a sus verdugos. Despierte, ya no hay punto rojo…

La red social TikTok, fue construida por los chinos, para un público adolescente. Su principal característica, es que permite generar videos cortos, en los que los más jóvenes, ejecutan un sin fin de pendejadas, como bailar, cumplir retos, caer, golpearse e impostar ser otro… Esto, en un intento por ser original y capitalizar (o hasta monetizar) la atención del público. No hay que olvidar, que en la perspectiva del director español de cine, el erotómano Bigas Luna, ‘ser auténtico es acercarse a lo que soñamos ser’. Pura seducción.

El humano, es un animal particularmente curioso. No tanto por las acciones contradictorias, que desarrolla de forma cotidiana, sino por las dimensiones de su propia condición y existencia, que se acentúan por el influjo de la cultura, la sociedad y el momento histórico. Si. El humano es un ser curioso, como cualquier primate o como lo es otra especie.

Sin embargo, el hombre contemporáneo, es ingenuamente curioso. Sufre de esa triple confluencia de variables del vouyerismo del Tercer Milenio. Le fascina VER, VERSE y ser VISTO. La exposición, en nivel Dios, como lo dirían los jóvenes. Variables que, de una u otra forma, habían anticipado los pensadores, Gilles Lipovetsky (La era del vacío y El imperio de lo efímero), Román Gubern (El eros electrónico) y Desmond Morris (El mono desnudo).

Todos estos ingredientes, fueron tomados, por los creadores orientales, para ‘cocinar’ TikTok. No es de extrañar, entonces, que las más sonadas campañas políticas, hoy se ejecuten en esa red social. En Ecuador, en la primera vuelta electoral, los votantes gozaron de las ocurrencias del candidato presidencial, Xavier Hervas, de la Izquierda Democrática, quien, con actos graciosos, llegó a captar el interés del 16% del electorado nacional. Una pendejada, hoy vale más que mil palabras.

La comunicación política y la estrategia de campaña, aprovechan, para seducir a los votantes, los incentivos de TikTok: inclusión, sensación de seguridad y diversión.

De regreso a Guillermo Lasso y sus zapatos rojos… Olvídese de eso. Resetee su mente y prepárese para disfrutar de las payasadas de los candidatos en TikTok. Pero no olvide, que el negocio de las redes sociales, son los usuarios y sus profundas carencias emocionales.

error

Enjoy this blog? Please spread the word :)

A %d blogueros les gusta esto: